Historia de los sindicatos viejos.

Prólogo

La Asociación de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación de Neuquén (ATEN), es un sindicato cuya historia, sobre todo la referida a conflictos recientes, ha recibido ya una gran atención. Varios libros, un largometraje documental y una buena cantidad de artículos hacen posible que la reconstrucción factual de lo sucedido entre los años noventa y la actualidad no presente mayores inconvenientes. Queda abierta, claro, la puja interpretativa, la confrontación de hipótesis, la lucha sobre la significación de lo sucedido.

Pero el informado establecimiento de los hechos (sobre todo hasta la huelga de 2007, en la que fuera asesinado Carlos Fuentealba por la policía provincial), podríamos decir, ya está concluido al menos en lo sustancial. Y no será difícil reconstruir las lagunas que quedaran: la inmensa mayoría de quienes los protagonizaron están vivos y casi toda la información periodística se halla disponible fácilmente en la web. Los archivos sindicales ya son otra cuestión.

Aunque en general se ha conservado en ATEN la documentación, no siempre el acceso a ella es sencillo ni se cuenta con un archivo organizado. Tampoco se hallan siempre archivos adecuados, organizados y coherentemente catalogados en el estado provincial y, como Castellar y Gallardo podrían atestiguar, el acceso a la información (incluso básica y elemental, como la cantidad de agentes de educación en un año determinado) puede ser una tarea engorrosa. Pese a ello, sin embargo, la reconstrucción histórica y el conocimiento de lo sucedido en los últimos treinta años es ya considerable. No sucede lo mismo con la primera década de vida de esta organización. Y, muchísimo menos, con el conocimiento de las organizaciones que precedieron a ATEN en la representación sindical local.

Si exceptuamos breves y fragmentarias referencias proporcionadas por José Echenique en Los conflictos sociales en el Comahue (1966-1976), publicado por EDUCO en 2018 (y disponible en la web), hasta la publicación del presente texto de Gallardo y Castellar prácticamente no se sabía nada sobre ellas. Dado que no es sencillo hurgar en archivos inexistentes, la indagación plasmada en las presentes páginas y los anexos documentales que las acompañan son un considerable aporte al conocimiento histórico. El presente volumen -presentación parcial de una obra de mayor calado- viene a cubrir el gran vacío existente en torno al conocimiento de tres organizaciones sindicales docentes que actuaron en Neuquén entre la segunda mitad de la década de los cincuenta y 1976. 5 Para la militancia sindical contemporánea, las siglas CRIDA, AND y UDPRON seguramente no signifiquen nada.

Pueden ser voces tan extrañas como las iniciales de organizaciones sindicales de Bangladesh o una lista de obispos arrianos. Y sin embargo, la mayor parte de quienes crearon ATEN en las postrimerías de la dictadura cívico-militar iniciada en 1976 hicieron sus primeras armas en alguna de las pequeñas organizaciones sindicales cuyas siglas acabamos de reproducir. La Asociación Neuquina de Docentes fue fundada en 1957, y tenía presencia sobre todo en Neuquén Capital. La Cruzada Integral en Defensa del Docente Argentino fue creada presumiblemente poco antes (quizá en 1956) y poseía integrantes en Cutral Có, Plaza Huincul y Challa Có, extendiéndose a San Martín de los Andes y Zapala, donde existían los Centros Docentes de San Martín y de Zapala, respectivamente. La Unión de Docentes Provinciales de Neuquén fue fundada en 1970, al calor del ascenso en las luchas sociales del período.

La presente obra reconstruye la trayectoria de estas organizaciones, da cuenta de las demandas que plantearon y de los conflictos que llevaron adelante. También procura establecer sus respectivos perfiles políticos o los modelos sindicales que representaban. Quedan casilleros sin llenar, desde luego. No ha sido sencillo establecer los hechos, ni conseguir y organizar la información. Quizá la publicación de estas páginas motive la aparición de nuevos testimonios o nueva documentación privadamente poseída. Más allá de la dimensión específicamente descriptiva, atinadamente, los autores inscriben su relato en un contexto no solo provincial, sino sobre todo nacional y, cuando es necesario, también internacional.

Con esto la obra -sólida en información- gana mucho en intelección. Recientemente Fernando Aiziczon señaló que, curiosamente, buena parte de la producción y reflexión sobre ATEN es obra de personas pertenecientes o fuertemente vinculadas a la organización. El presente texto confirma esta tendencia. Mario Gallardo y Alejandro Castellar son militantes del sindicato desde los primeros noventa. El primero ha sido tradicionalmente un activo miembro de la agrupación “Rosa”, fuerza tradicional de ATEN. Alejandro Castellar fue fundador y dirigente de la agrupación “Naranja”, llegando a ser Secretario General de la Seccional Capital en el período 2012-2014. Pese a haber militado durante largos años en agrupaciones diferentes (en un contexto, todo sea dicho, en el que las disputas internas distan de ser amables), Castellar y Gallardo han compartido una profunda amistad, producto en parte de un origen común y de experiencias vitales compartidas. Ambos son 6 oriundo de Azul, en la provincia de Buenos Aires, localidad en la que trabajaron en la fábrica de Cerámicos San Lorenzo, al tiempo que estudiaban. Resultado de este estrecho vínculo es la obra que aquí presentamos, pero también su tesis de licenciatura defendida en el año 2001 en la Universidad Nacional del Comahue: Cutral Có, 1958: ¿huelga petrolera o primera pueblada?

Exposición parcial de una investigación aún en curso, tenemos aquí un riguroso y original estudio que será de gran interés para quienes se interesen por la historiografía, o la practiquen. Pero también es una obra de utilidad (por los contrastes que permite establecer) para quienes se interesen por la historia: por hacerla antes que por estudiarla. Un texto, pues, de interés para la militancia. En su doble calidad de militantes e investigadores, Castellar y Gallardo nos ofrecen una obra saludablemente bifronte.

Ariel Petruccelli Newken Warria, diciembre de 2019

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.