Reflexiones sobre el año transcurrido y los desafíos para el 2016.

Autor: MULTISECTORIAL NO A LA HIDROFRACTURA
multiweb
Un nuevo cierre del año según el calendario gregoriano nos envuelve en un proceso de balances y perspectivas, balances necesarios para volvernos fuertes para el intenso año de lucha que se viene.

Lo que nos dejó el 2015
El año 2015 marcado por el desarrollo electoral tanto nacional, como provincial, puso de cara a la sociedad dos modelos de proyectos políticos. Por un lado los sectores de poder lograron en gran medida imponer a sus candidatos y sus agendas a fuerzas de millones y millones de pesos aportados por las grandes empresas multinacionales y nacionales que se preparan para seguir beneficiándose por la labor de sus representantes. Por otro, múltiples organizaciones populares, partidarias o no, participando de las elecciones o no, continuamos denunciando las consecuencias de un modelo que cambia de personajes, pero no de intenciones y objetivos. Esta actividad la redoblaremos teniendo en cuenta los nuevos gabinetes y medidas que ponen en evidencia el carácter anti popular, extractivista y represivo del nuevo gobierno.
La técnica del fracking se ha instalado y avanza día a día sobre territorios mapuce, sobre áreas naturales protegidas, sobre las tierras destinadas a la producción de alimentos y sobre barrios de la ciudad. Cada día más vecinxs sufren en su cuerpo y en sus condiciones de vida los efectos nocivos de esta actividad y ese es el motivo fundamental de nuestra obstinada resistencia, de nuestro paciente y muchas veces silencioso trabajo de difusión, denuncia y organización.
Desde la Multisectorial contra la Hidrofractura de Neuquén en este 2015, hemos denunciado el avance de la frontera de hidrocarburos sobre el barrio Valentina Norte Rural, exigido el cierre y remediación de los basureros petroleros que están sobre la ciudad junto a lxs vecinxs organizadxs en Fuera Basureros, repudiamos y nos movilizamos contra el encuentro de las empresas petroleras junto con el gobierno provincial en el cual se cerraban los acuerdos de saqueo. Ante este panorama oscuro, también reconocimos y acompañamos la pelea por el relevamiento territorial realizado a la comunidad mapuce Campo Maripe y reclamamos la absolución a lxs compañerxs de las comunidades Winkul Newen y Wiñoy Folil, apoyamos a los vecinos de Las Coloradas en su pelea contra la minera, realizamos caravanas, proyecciones y charlas, recorrimos escuelas y barrios de nuestra ciudad, sin otra convicción que la de aportar al desarrollo de una organización colectiva, unitaria y con firmes posicionamientos contra la hidrofractura, sus responsables y consecuencias.
Lamentablemente, además de los embates de los gobiernos y las empresas, sufrimos los permanentes ataques de grupos de compañeros que llevan adelante las prácticas rupturistas con denuncias infundadas sobre nuestros espacios de construcción, y que tienen como resultado la fragmentación de las resistencias territoriales y alimentar la posición del enemigo. Con estas prácticas gana el capitalismo y el extractivismo y perdemos los pueblos.
No acordamos con las miradas macartistas y anti-organizaciones con las que miden nuestras intervenciones y mucho menos con las prácticas violentas y misóginas. Debemos respetar las diferentes formas de organizarnos, en partidos políticos, en organizaciones, en asambleas, en multisectoriales, en sindicatos. Lo importante es que nos organicemos, que confluyamos y que seamos más quienes demos batalla contra la explotación y el avasallamiento a nuestros derechos. El divisionismo es una técnica del imperialismo para desestimar nuestras luchas y debemos combatirlo.
Nuestros desafíos
El 2016 será un año en el que se profundice la explotación de hidrocarburos no convencionales, se multiplique el ingreso de empresas transnacionales que saqueen nuestros territorios y en el que se garanticen los beneficios para las corporaciones y las burguesías locales. La contrapartida de esto, es mayor ajuste sobre lxs trabajadorxs, despidos e incremento del costo de vida. Ante este contexto, no queda más que hacer un llamado a la unidad en las luchas, necesitamos dejar de lado las mezquindades y unirnos en la acción para frenar el saqueo y la contaminación, unirnos para defender nuestro territorio, nuestra salud y nuestro futuro.
Es desde esa convicción que las organizaciones y compañerxs que conformamos la Multisectorial contra la Hidrofractura reafirmamos nuestro compromiso en la lucha contra el fracking y llamamos a todas las organizaciones populares, compañeros y compañeras independientes, que entiendan como fundamental esta lucha a redoblar los esfuerzos para encontrarnos, organizarnos, reflexionar y luchar juntxs. Hoy mucho más que nunca, seguimos de pie y nos preparamos para lo que se viene pensando como lo hacía el Che que “si fuéramos capaces de unirnos, qué hermoso y cercano sería el porvenir”.
Multisectorial contra la Hidrofractura de Neuquén
Diciembre 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>