Pueblo Nación Mapuche: Territorio, Símbolos y Bandera en las Escuelas

Autor: Cariman Pedro.

bandera

La bandera del Pueblo Mapuche tiene una historia vinculada tanto al conocimiento de su identidad lingüística y cultural, como a la historia de lucha por sus derechos políticos y territoriales como Nación Originaria. Así, conocer la historia de ese Pueblo y el contexto político en que surge su símbolo nacional, es necesario para aquilatar el significado que ello tiene para las actuales generaciones que comparten el mismo espacio territorial, y las mismas aulas donde se educan. Pensando en un mañana de convivencia plurinacional y de educación intercultural como derecho reconocido para las generaciones que vienen, este texto nos cuenta sobre esa historia.

Contexto histórico.
Los Mapuche son un Pueblo Nación Originario del Territorio Ancestral Histórico que, desde el océano Atlántico al Pacífico en el Cono Sur de América, se extiende desde el Río Salado en la actual provincia de Buenos Aires, pasando por el sur de Córdoba, San Luís, Mendoza, la totalidad de la Pampa, Neuquén, Río Negro hasta la actual provincia de Chubut en el Estado Argentino; y las Regiones del Bío Bío, de la Araucanía, Los Ríos, Los Lagos continental hasta la Isla Grande de Chiloé en el actual Estado de Chile.
Wallmapu es el nombre que los mapuche dan a ese territorio que consideran su país de origen, espacio natural en el que por milenios construyeron su cultura, conocimiento y concepción de vida. Educados en esa concepción, se piensan y sienten como una parte más del entorno natural y de allí toman su nombre colectivo y también el nombre de su idioma: Mapu:Tierra, territorio, cosmos; Che: Gente, persona; Zugun: Habla, sonido. Así, la palabra Mapuche significa gente de la tierra, y Mapuzugun, el habla de la tierra.
Hasta el siglo XIX, este Pueblo se mantuvo soberano y autogobernado en su propio idioma y según sus propias instituciones político-culturales, sistema económico y de asentamiento territorial. A fines de ese siglo, el país Mapuche fue cruentamente invadido por los ejércitos de Argentina y Chile. Dada la disputa de éstos por apropiarse ese territorio, le imponen una frontera estatal anexándolo a sus respectivas jurisdicciones. Lo hicieron mediante las campañas militares conocidas como “Conquista del Desierto” y “Conquista y Pacificación de la Araucanía”.
Por su parte, la resistencia mapuche al dominio extranjero ha sido constante a través de la historia: ante el llamado imperio Inca primero, frente al imperio Español luego. Después, desde los nacientes Estados de Argentina y Chile, esa resistencia llega hasta el presente. Y lo hace porque las instituciones políticas, económicas, lingüísticas, educacionales y culturales de estos Estados, le impone pautas de vida a un Pueblo que posee las suyas propias, en una experiencia histórica anterior en mucho siglos al nacimiento de esos países.
Colonialismo Interno es como se tipifica en los tratados de ciencia política, al tipo de relación que los Estados imponen a los Pueblos y Naciones sojuzgados de su territorio y derechos políticos por medio de guerras de ocupación territorial.
No obstante lo anterior, y a partir de la lucha de los Pueblos Originarios en Argentina, desde la década de 1980 se ha promulgado un conjunto de reformas constitucionales que reconoce la pre-existencia de los Pueblos y Naciones llamadas “indígenas”. Aunque se trata de reconocimientos muy limitados y que por ello no termina, sino que mantiene la situación de colonialismo interno que dichos pueblos padecen, se cuenta hoy sin embargo con herramientas legales, que permitiría pensar en políticas interculturales respetuosas de la realidad plurinacional existente. Realidad ésta que debiese regir las relaciones sociales en todas las esferas institucionales del país.
Un ejemplo concreto de ello son las instituciones educativas asentadas en esta región: en el Wallmapu habitan hoy familias con orígenes culturales y nacionales diversos; como parte central de esa diversidad en este espacio territorial específico, la mapuche es la primera de esas naciones y culturas existentes.
Así, para la planificación de políticas educativas en esta región, es insoslayable tener presente este conjunto de historias y culturas, dado que a nivel de las escuelas es esa la materia prima valiosa para construir proyectos pedagógicos con perspectiva intercultural crítica hacia el conjunto de la población. Perspectiva esta que en lugar
de ver a las diferencias culturales como un problema, las asume como un valor inherente al ser humano, y busca su articulación por medio de espacios de formación, basada en relaciones de igualdad y respeto intercultural primero entre los propios educadores, para proyectar luego similares valores actitudinales entre todos sus
educandos.

nota completa

Bandera-Pueblo Nación Mapuche escrito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>