LA EDUCACIÓN PÚBLICA y LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

Destacado

Nano Balbo.

El parate que le significó a la sociedad «la cuarentena» obviamente afecto radicalmente la Escuela. Desde el gobierno rápidamente se intentó paliar el efecto de que los alumnos no concurrieran a las aulas por la medida sanitarista, y se propone mantener el vinculo pedagógico mediante plataformas digitales. El fantasma de la Educación a Distancia que proponía el neoliberalismo, como una manera de sustituir a los docentes por aparatos tecnológicos, apareció en la consigna que «distribuir lo mismo entre desiguales, es profundamente injusto» No todos los alumnos disponen de conectividad, computadoras o espacio en sus casas como para desarrollar procesos educativos. Los docentes, que si conocían la realidad de sus alumnos intentan subsanar estos errores con un altísimo costo de su tiempo libre y familiar ( los hijos de los docentes, también están en cuarentena) y realizando cursos acelerados para el manejo de las plataformas digitales, del manejo de las aulas virtuales, programas de radio, adaptación de las propuestas a la única «ferretería digital» que – no siempre – disponían sus alumnos: el celular.

Educación en tiempos de pandemia. La negación de la crisis.

Destacado

Educación en tiempos de pandemia. La negación de la crisis. por Andrea Barriga

En este texto analizo el negacionismo que considero que estamos teniendo sobre la crisis que estamos viviendo. No me refiero al negacionismo de los gobiernos, ni de las empresas ni de nada grande. Me refiero al negacionismo que cada una, uno y une de nosotros tiene. El mio, el tuyo, el de tu vecino, el de tu familiar, el de tu profe, el de tu estudiante, el de tu directo/directora, el de tus colegas. Voy a hacer referencia específicamente al ámbito de la educación que es en el que me desenvuelvo, pero creo que puede servir para pensar más allá de este. No espero que estén de acuerdo con lo que planteo, ni tampoco convencerlos, simplemente espero que nos ayude a pensarnos, no como individuos sino como sociedad. Se habla mucho de empatía en estas épocas. Según la Real Academia Española esto significa: “Participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos de otra persona”. Sus sinónimos son: identificación, conexión, compenetración, compasión. Las, los y les invito a acompañarme en este recorrido que pretende cuestionar cuán empáticas, empáticos y empatiques somos en realidad, y cómo hacemos para negar la situación anormal que estamos viviendo en un movimiento desesperado por intentar mantener nuestra cotidianidad normalizada en una realidad anormal, a costa incluso de nuestra salud emocional y psíquica. Empecemos.

Kamala y el General.

Foto A.Siciliano.

A comienzos de enero, agentes de policía impidieron, interrumpiéndola, la labor artística de Kamala, artista callejera, y de su compañero, el Hombre sin Cabeza, en la zona del Monumento a San Martín, en la ciudad de Neuquén. Justificaron su proceder diciendo que existe una ordenanza que prohíbe el trabajo artístico en las calles de ciudad.
La historia da para un diálogo de obra de teatro:

LA FIEBRE

Este libro reúne autores y autoras que piensan tanto a partir de diversos campos disciplinares (la filosofía, la sociología, la historia, la comunicación y la psicología, el arte, la economía, la educación y la ecología), como también desde el contacto próximo con distintas experiencias políticas: los feminismos, los movimientos sociales, la organización sindical, la gestión pública, entre otras.

Pabloamadeo.editor

Link para descargar https://drive.google.com/…/1k-YzHu9LgPajOuqz8WS5XKjfbj…/view
Después de _Sopa Wuhan_, *ASPO* presenta su segundo libro: _La Fiebre. Pensamiento contemporáneo en tiempos de pandemia._

Eduardo Galeano

Eduardo Galeano
Una historia detrás de la imagen 📷

Recordamos a Eduardo Galeano a 5 años de su partida; compartimos unas palabras expresadas en Mendoza cuando recibiera el doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo, en la provincia de Mendoza, Argentina, refiriéndose a la minería contaminante en América Latina. (frag)

PANDEMIA: PARANOIA E HIPOCRESÍA GLOBAL EN TIEMPOS DE CAPITALISMO TARDÍO

Destacado

http://www.andrescasciani.comPANDEMIA: PARANOIA E HIPOCRESÍA GLOBAL EN TIEMPOS DE CAPITALISMO TARDÍO

Vivimos tiempos de pandemia, paranoia y cuarentena, en un mundo capitalista que, como Ícaro, vuela raudo hacia el sol de su autodestrucción. Es como si la realidad fuese una mala escritora –mala por su falta de originalidad o mala por su sadismo– empeñada en imitar La peste, aquella memorable novela de Camus sobre los efectos psíquicos y sociales de una misteriosa plaga que se abate sobre la ciudad argelina de Orán; plaga que es también, en otro plano más profundo de lectura, una parábola de la absurdidad humana (el libro, dicho sea de paso, ha vuelto a ser bestseller). La sensación compartida de estar metidos dentro de una distopía –sensación de sorpresa, perplejidad, opresión, espanto, fastidio, enojo, pero también curiosidad y rebeldía– fue un poderoso acicate para la escritura de todo cuanto sigue. Sigue leyendo

15 Años Sin Florencia Pennacchi

Autor: Amigas y familiares de Florencia Pennacchi

 

Han pasado 15 años del día en que Florenciaflorenciaweb

Pennacchi fue secuestrada por las redes de trata de explotación sexual en CABA.

Desde entonces han pasado muchas e importantes cosas, y sin dudas el avance del feminismo en todos los ámbitos es un hecho trascendental y bisagra que ha sucedido en estos 15 años. Sigue leyendo

Los juicios por lesa humanidad, los ocultamiento familiares y las memorias viajeras.

Autor: Rolando Bel

75224859_1492494614234093_4313833257675259904_oLos juicios por lesa humanidad, los ocultamiento familiares y las memorias viajeras.

Todas las familias tienen secretos, a veces ominosos, otras veces utópicos. Y, quizás, a veces, los considerados ominosos por algunos y algunas se conviertan en utópicos para otros y otras. Provengo de una familia campesina, de la costa uruguayense de la provincia de Entre Ríos. Mi familia siempre fue orgullosa de su prosapia de origen francés, de su tradición católica –implícitamente anticomunista- y antiperonista. De niño vi como mis progenitores, tíos y tías festejaban el golpe de estado de 1976 y la posterior represión contra la subversión. Pocos años después, el emblemático Rastrojero familiar lucía una calcomanía que rezaba: Los argentinos somos derechos y humanos. Sin embargo, una tarde de otoño las certezas de mi infancia se hicieron añicos. Resulta que había venido de visita mi abuelo Chongo, en verdad se llamaba Osvaldo Esperidión y que, en esa época, su apodo carecía de la acepción actual, acompañado de otro anciano, también Bel que usaba una chalina de vicuña. Me es imposible olvidar la prenda: fue la primera vez que vi y toqué una, todavía recuerdo el roce suave y cálido de la misma. Sigue leyendo