Lucha de clases y posmodernidad.

Autor: Ariel Petruccelli

Tal vez no haya libros imprescindibles. O tal vez sí. Pero si los hubiera, lo que los hace imprescindible es su capacidad de hacernos pensar, de interpelarnos, de forzarnos a ver las cosas de una marea distinta, desde otro ángulo, bajo otra luz. Y esto es justamente lo que provoca, ineludiblemente, la lectura del libro de Marcelo Lafón Lucha de clases y posmodernidad: la huelga docente del 2007en Neuquén (Editorial Kuruf, 2012).

Munido de un herramental teórico que se vale de Marx, Foucault y Castoriadis, Marcelo Lafón se entrega a la ardua tarea de pensar un conflicto  social de enorme magnitud material y simbólica que lo involucró personalmente como miembro del colectivo de trabajadores de la educación del Neuquén. Pero no se trata, aquí, de relatar la historia del conflicto. Inclasificable desde los enmohecidos parámetros académicos convencionales, el texto de Lafón se mueve en un registro que aúna reflexión filosófica, conocimiento histórico, análisis sociológico, perspectiva ideológica y voluntad política. El libro que comentamos es la aventura de pensarse a uno mismo: en este caso de pensarse como colectivo, de pensar las tensiones, dilemas y perspectivas de los trabajadores agrupados en Aten. Pero, vale la pena advertirlo, rehúye Lafón entregarse al chiquitaje intelectual de polemizar por las pequeñas rencillas internas de un sindicato que tanto sabe de ello. No. La apuesta en estas páginas es la de pensar en grande. “Pinta tu aldea y pintarás el mundo”, dice el refrán, que bien podríamos aplicar a Lucha de clases y posmodernidad. Porque en estas páginas su autor no nos propone ni mostrar cómo se aplican los conceptos de los grandes teóricos de que se vale a una realidad local, ni estudiar esa realidad como intrínsecamente valiosa en sí misma. La faena intelectual de Lafón -mucho más audaz y arriesgada, pero también productiva- consiste en pensar la realidad en que habita saliéndose de los criterios del sentido común. Así, Marx, Foucault, Castoriadis o Barthes no le proporcionan teorías cerradas cuya validez pretende ilustrar, sino utensilios conceptuales con los que piensa, por su cuenta y riesgo, la realidad de la escuela en estos tiempos posmodernos, la conflictividad social de Neuquén, las aventuras y desventuras de Aten, la tragedia del 2007 centrada en el asesinato de Carlos Fuentealba, el papel de los medios en el conflicto y las perspectivas futuras de los trabajadores de la educación.

Polémico de cabo a rabo, el texto invita al debate y la reflexión. Induce a pensar. Nos conmina a pensarnos. Es improbable que algún lector coincida con todo lo que Lafón afirma. Entre otras cosas porque afirma mucho. Porque no se esconde detrás de las verdades establecidas; porque no hace concesiones al sentido común; porque se atreve a mostrar problemas y dilemas que otros prefieren no ver. Lucha de clases y posmodernidad, un libro para tener en cuenta. Un libro imprescindible, si es que los hay.

 

2 thoughts on “Lucha de clases y posmodernidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>