Las maestras piqueteras (Notas sobre la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén)

Las maestras piqueteras Notas sobre la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén
Las maestras piqueteras
Notas sobre la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén

A modo de introducción

            El cuatro de abril de 2007, la nación argentina se vio conmovida por una trágica noticia: Carlos Fuentealba, un profesor neuquino, había sido asesinado por la policía mientras participaba de un reclamo colectivo. Una verdadera ola de indignación popular hizo que a lo largo y a lo ancho del país cientos de miles de personas ganaran las calles en repudio a la represión. Un escrito de Mex Urtizberea, titulado “No se le pega a un maestro” y publicado inicialmente en La Nación, proporcionó la principal clave para entender la masividad sin precedentes de las movilizaciones: “¡no se le pega a un maestro!”, decía Urtizberea, “los maestros son sagrados”. No se le pega a un maestro, claro … “¿pero al resto sí?”, se preguntaron medio sorprendidos y medio indignados, no digamos que todos los trabajadores de la educación de Neuquén, pero sí la gran mayoría de ese millar que en la madrugada del cuatro de abril se dirigió hacia Arroyito para intentar montar un piquete. La contracara de la opinión “políticamente correcta” de Urtizberea la proporcionó la siempre incorrecta y satírica revista Barcelona, que puso en los labios del Gobernador de Neuquén Jorge Sobisch la siguiente frase: “me equivoqué, pensé que era un piquetero”. Lo extraño, lo equívoco de la situación, residía en que, precisamente en el momento de mayor aislamiento social del movimiento piquetero, en la provincia patagónica eran las maestras –ese “símbolo sagrado”, esas “sacerdotisas laicas de la civilización” tan caras al imaginario sarmientino– las que se habían vuelto piqueteras.[1]

¿Quiénes son esas “maestras que cortan rutas”? ¿Qué organización las aglutina? ¿Qué piensan? ¿Qué sienten? ¿Cómo se ubican en el escenario político, social y sindical? En las páginas que siguen intentaré bosquejar una tentativa de respuesta a estos interrogantes.

web_Catedral

Leer nota completa

maestras piqueteras_vientodelsur



[1] En la última década en la Argentina se denomina piqueteros a quienes cortan rutas para hacer valer sus reclamos. Esta metodología se halla especialmente vinculada a los desocupados, aunque no es exclusiva de ellos. Desde mediados de los años noventa surgieron en Argentina muchas organizaciones de trabajadores desocupados que tomaron el nombre (piqueteros) y la metodología (el corte de rutas) empleados exitosamente en Cutral Có en 1996 y 1997. El movimiento piquetero conoció un proceso de rápido crecimiento entre 1997 y 2002, concitando un importante apoyo popular. Luego de 2003 las organizaciones decayeron y fueron quedando cada vez más aisladas socialmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.