LA EDUCACIÓN PÚBLICA y LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

Desde el Ministerio se distribuyen una serie de cuadernillos destinados a quienes no accedieran a internet, pero ocurre que los sistema de distribución, también están en cuarentena y entonces los pudimos ver apilados en supermercados con la esperanza de que nuestros alumnos los tomaran de allí. Como docente, la sensación de ver a la Pedagogia amontonada en los supermercados, no nos causa ninguna gracia, pero ante la emergencia miramos para otro lado.-

Sin duda que este intento de reemplazar al aula coyunturalmente, estuvo plagado de errores. Pero también muestra una concepción de la educación desde el mismo título de la propuesta: «Seguimos Educando». Quienes Educan? A quienes sigue educando? Este titulo muestra una concepción «bancaria» de la educación, como decía Paulo Freire, ya que invisibiliza al alumno. Y esto, en una escuela pública ya no es un error, es algo bastante mas grave. Cuando un alumno llega al aula, trae su patrimonio cultural que indefectiblemente va a incidir en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Una Escuela Publica que se precie de ser tal, es aquella escuela democrática. Es la escuela en donde se negocian culturas, la de los alumnos, la del docente y la dominante que expresa la escuela.
Si esta negociación entre la cultura de la que es portadora la escuela y la cultura de los alumnos no es democrática, entonces esa escuela no puede denominarse Pública, y cuando esta negociación cultural no existe, es porque se impone la cultura escolar
avasallando la de los alumnos;, entonces esa escuela es colonizadora.

En el cuadernillo N 1 de Primaria del Programa “Seguimos Educando” no pocos docentes de la Provincia de Neuquén encontraron que tanto los contenidos como las actividades propuestas eran, cuanto menos, colonizadores con respecto a los pueblos originarios. La Confederación Mapuce, los encuentra violatorios de sus derechos como Pueblo Nación y realiza un presentación legal ante el INADI, muy fundamentada.

No se puede desandar el camino de reconocimiento como pueblo nación, que habían logrado con sus luchas las organizaciones de los pueblos pre-existentes. Una Escuela Pública debe reconocer a la cultura Mapuce, en este caso como el interlocutor necesario para la negociación cultural con una pedagogia de interculturalidad.

La educación intercultural , pienso que no está demás aclararlo, es aquella que reconoce la encarnadura humana y su proyecto de vida de quienes son portadores de una cultura diferente a la de la escuela. Digo esto porque no pocas veces se confunde a la educación intercultural con el bilinguismo. Se reivindicas las artesanías, esto es folclore. Se reivindica el uso de la lengua, esto es bilinguismo. La Educación Intercultural, debe garantizar la
democratica negociacion entre culturas y el reconocimiento del Pueblo Mapuce -en este caso- como Pueblo Nacion, con derecho a territorio y a todas las necesidades para preservar su cultura.

En el caso de esta cartilla, no sólo no se los reconoce sino que se los estigmatiza y discrimina con un discurso que no solo omite conocimientos , sino que termina siendo una ofensa a La Escuela Pública

Por Nano Balbo (nota publicada originalmete en el facebook de la Confederación Mapuche de Neuquén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *