El patriarcado capitalista y “las mujeres” de la comunidad mapuce.

Autor: Mariana de la Paz Arabarco

El patriarcado capitalista y “las mujeres” de la comunidad mapuce(1)
(muchas preguntas)

111DSCN3995La escritura de una monografía a mediados de este caluroso verano me encontró reflexionando sobre la violencia que el patriarcado ejerce contra “las mujeres” en un contexto de violencia estatal. Me refiero al accionar de Gendarmería Nacional y la Policía de la Provincia de Chubut durante el allanamiento ordenado por la Justicia federal en la comunidad mapuche Pu Lof, en Cushamen, el martes 10 de enero de este 2017 recién nacido. Entonces, el proceso de escritura estalló en dolorosas preguntas y se tornó también repudio y solidarización con la Pu Lof en resistencia. La lectura de las noticias los días posteriores a la represión desplazó mis móviles de escritura. Y puesto que no estoy dispuesta a limitar las posibilidades de las palabras ni las mías, una monografía académica devino ensayo. Algo que se quiebra internamente, un nudo en la garganta, un puño enérgico que se alza buscó en las palabras su vehículo de expresión, y encontró su fuga a los dispositivos de control de nuestra relación con el lenguaje para no recortar la pasión. Una bronca para el exorcismo llegó al último párrafo de una nota publicada en el diario Página 12, y este, este fue el punto de partida del ensayo germinal:

“Durante la audiencia en la que se discutió esta cuestión [el ataque a la comunidad en el departamento de Cushamen, y su saldo de heridos y detenidos], se escucharon relatos como el de Ivana Henelaf, quien fue víctima de abuso policial y discriminación. Según contó el abogado Carlos González Quintana, integrante de APDH, la mujer “ingresó menstruando al calabozo, los policías advirtieron eso… Uno le dijo `tomate tu propia sangre india sucia`. Cuando dos mujeres mapuches declararon en la sala de audiencia y contaron las vejaciones, las humillaciones, los golpes, el maltrato y el racismo que sufrieron, un policía que custodia la seguridad de la sala (de origen mapuche) rompió en llanto y se tuvo que retirar”. (https://www.pagina12.com.ar/13842-para-el-gobierno-de-chubut-los-mapuchesreprimidos-son-terro)

222DSCN4016

Un conglomerado emocional en doloroso abanico me impulsó a la escritura, ese lugar de resistencia que tenemos al alcance de la mano, literalmente. Sé que ha de ser sumamente complejo el ovillo histórico social que ostenta el atropello de la policía en esta cita. No obstante, creo en la transformación de la realidad y asumo la reflexión como un gesto de militancia contra la violencia, física y verbal, que denunciaron las mujeres de la comunidad con el objetivo de sumarme a sus voces de denuncia, acompañar y fortalecer sus resistencias, y con ellas las de todos los pueblos originarios. La violencia contra las mujeres se vive hace siglos, pero los relatos de experiencias de mujeres que han sufrido algún tipo de violencia quedan cada vez menos en el ámbito privado, hacemos la herida de dominio público con la esperanza y la convicción de erradicar la violencia en nuestras vidas, casi en un obligado ejercicio de la ciudadanía nos ubicamos en lugares de resistencia, escritura y educación. En ejercicio del monopolio de la violencia que su institución le confiere, el servil caballero a sistemas opresivos, dijo entre golpizas “tomate tu propia sangre india sucia” y todo el recorrido por los movimientos feministas a través de la historia parece no bastar para explicarnos cómo es posible que una persona a la altura de estos tiempos pueda expresar semejante ignorancia, malicia, y violencia discriminatoria. Para pensarlo será necesario politizar, ya que como sostiene Celia Amorós “conceptualizar es politizar”, y es lo que el feminismo en tanto pensamiento crítico hace. Los conceptos explican la realidad social, la politizan y transforman. Cabe preguntarnos, como sujetxs activxs que usamos conceptos para comprender, cómo abordaremos la condición de mujer y la condición de mapuce, coordenadas de opresión múltiple del capitalismo patriarcal en la violencia que nos convoca.

(1)- El mapudungun, lengua Mapuce, tiene diferentes grafemarios. En este ensayo utilizaré el Grafemario Ragileo, donde el fonema “che” del idioma español se representa como “ce”

leer nota completa en pdf

Ensayo marianadelapaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>