Revolución de Mayo

Reflexiones de una patria

Osvaldo Soriano pensó mucho y con dolor a su país. En estas dos notas que publicó en Página/12 en 1992, pero podría haber escrito para este Bicentenario, aparece la imagen de lo hecho por una generación que terminó convertida en prócer.

 Por Osvaldo Soriano

El día de la Escarapela

Los fervores de mayo se han apagado hace mucho tiempo, pero las voces de la Revolución abortada todavía están ahí y reclaman lo mismo de entonces: libertad, justicia, igualdad, independencia. ¿Son utopías? ¿Asignaturas pendientes? No importa el nombre que se les dé. Son deudas que tenemos con nosotros mismos. Nada de patrioterismo mesiánico ni de nacionalismo venal: sólo la insistencia en construir, algún día, una patria en la que sus habitantes puedan sentir que están buscando lo mejor para todos y no la fortuna de unos pocos.

No era otro el propósito de Moreno, Belgrano, Castelli, French y San Martín. Ellos ganaron las primeras batallas pero no pudieron evitar la guerra que engendrara monstruos. Castelli, mientras se muere enmudecido por un cáncer, garabatea esquelas y lee el futuro. Por mandato de la Junta elegida el 25 de mayo, intentó en los cerros del Alto Perú una inmensa Revolución. Liberó indios, predicó la trilogía tenaz de “libertad, igualdad, independencia”, fusiló mariscales torturadores y colonialistas empedernidos.

¿Estamos hablando de una revolución?

Destacado

La cuarentena desnudó una realidad acuciante en nuestra provincia para quienes realizan trabajos culturales: no hay alternativas oficiales inmediatas preparadas para contener la contingencia frente a la imposibilidad de producir. Si desde el gobierno siempre se habló de una “revolución cultural” para definir a la actual gestión, ¿cómo quedan las fichas acomodadas en el tablero hoy?

Por Fernando Barraza

Se puede ver por todos lados: una potente catarata de reclamos cayó y cae en contra del Ministerio de las Culturas de la provincia en el último mes. Todos apuntan a denunciar la inactividad por parte de la cartera en épocas de restricciones sanitarias que están afectando duramente a lxs trabajadorxs culturales de toda la provincia.

Para ninguna gestión existe un manual para transitar sin sobresaltos grandes esta cuarentena devenida de la pandemia global, eso es cierto, pero también es cierto que, si lo que se articula es un Estado con vocación de presencia en la cobertura social, bien posicionado desde lo técnico sobre las bases de lo que fuera necesario atender, los cimbronazos debieran sentirse mucho menos. En este sentido, en algunos campos del ejecutivo provincial se han empezado a sentir los primeros tembladerales ya en abril de este año, a menos de un mes de haber comenzado la cuarentena, cuando una sola cosa era notable y cierta: iban a haber rubros que se verían completamente imposibilitados de producir y obtener renta de su trabajo.

Genocidio indígena en tres actos

Destacado

1. Ahora, represión en la comunidad Lafken Winkul Mapu del Lago Mascardi, Bariloche, donde ultimaron por la espalda Rafael Nahuel en noviembre de 2017. La comunidad mapuche envía audios desesperantes. Cuentan que la policía cortó la ruta para que nadie se acercara, que rodeó el lugar por patrulleros, que prendió fuego una cabaña y que está disparando contra las familias.

Prendo la tele y hablan de “aparentes mapuches”. El zócalo es lapidario: “Denuncian a mapuches por terror”. Medios nacionales y locales vienen hace días instalando la idea de que la comunidad era “violenta”. Porque esas represiones no aparecen de la nada: siempre están ahí los discursos periodísticos para preparar el clima que garantice luego la represión sobre esos cuerpos.

La educación en una encrucijada: Parar para reflexionar sobre la pedagogía transaccional tiempos de pandemia

Destacado

“Toda virtualización es política”

Horacio Cárdenas[1]

por Diego Genaro


arte: Dania Tarifeño

El diario Página/12, en su edición del 04 de mayo publicó una nota titulada “Coronavirus y escuela en casa: La tarea de educar en cuarentena. Tres maestros cuentan cómo siguen dando clases en aislamiento”[2]. Allí se entrevistan a tres maestras/os que trabajan en escuelas a donde concurren alumnas y alumnos cuyas familias poseen realidades socioeconómicas distintas: La escuela Nº 11 Fermín Rodríguez que corresponde al barrio Padre Ricciardelli, conocido como el asentamiento “1 11 14”; la escuela Raúl Scalabrini Ortiz de Colegiales («la Mafalda»); y el Instituto Platerillo de Villa del Parque (colegio de gestión privada sin subsidio del Estado).

[1] Maestro de grado y profesor en formación docente, CABA. En “Default Virtual. Algunos imprescindibles en la enseñanza”. PDF. 2020. https://drive.google.com/file/d/1sgDehQiHdsqipY6xjaXm1wZ-mzslfln-/view?usp=sharing

[2] https://www.pagina12.com.ar/263663-coronavirus-y-escuela-en-casa-la-tarea-de-educar-en-cuarente

Quisiera ser un pez

Destacado

Sobre Gil Wolf de Humberto Bas y contra los terranovas de la literatura argentina

Carla Daniela Benisz

Laferrere, víspera de Navidad 2019 [i]


[…]
para tocar mi nariz en tu pecera
y hacer burbujas de amor
por donde quiera
¡Oh! pasar la noche en vela
mojado en ti.

Juan Luis Guerra

Párrafo actualizador: Escribí esto en la víspera de Navidad de 2019, como se anota en la firma, motorizada por el impulso que me dio la lectura de la novela de un amigo admirado. Mucha de la algarabía que verá usted, hypocrite lecteur, me parece tan lejana como ese año lo es, creo, para todos. Gil Wolf sigue siendo una de las mejores novelas que leí en 2019. Es un abanico limitado a mi limitada capacidad de lectura, claro, y una afirmación que se supedita a lo que sea que signifique ese año en nuestra historia reciente. Ante el temor de perder por completo la algarabía y de que este texto resulte tan extraño a mi experiencia como un manuscrito medieval, lo suelto, pues, a continuación.

Coubert

Default virtual

Destacado

Compartimos algunos resquemores, ciertos mieditos que asoman para que, si pueden, se desvanezcan. No van en tono plañidero ni tampoco como propuesta innovadora. Es un simple pedido de ayuda.Surgen de ver lo que anda pasando en el ámbito educativo. Lejos de ser elucubraciones de lo que podría suceder, así en potencial, son reflexiones acerca de lo que aparece. Es una mirada –como todas– echada a la luz de postulados ideológicos, pero establecidos no como doctrina, sino como condiciones para una educación que ayude a liberarnos.

La presencia

Nos preguntamos por lo que acaso se esté desvaneciendo. La irrupción revela lo imprescindible, lo imposible de ser reemplazado. ¿Qué se disipa sin el intercambio cara a cara? ¿Se puede prescindir del diálogo en situación? ¿Qué extrañaremos si falta pregunta oportuna y su interrupción necesaria, si se esconde el gesto, la sonrisa que acompaña la dura réplica o la mirada que evalúa lo que pasa?

ORÍGENES Y AVATARES DEL PRIMERO DE MAYO EN ESTADOS UNIDOS Y ARGENTINA

Destacado

Es bueno que sepamos, o recordemos si ya lo sabemos, que el Primero de Mayo, en sus inicios, no era un día feriado, ni festivo, ni interclasista, ni oficial, sino, por el contrario, una jornada huelguística, conmemorativa, proletaria y rebelde. En nuestro país, el desguace ideológico de esta efeméride comenzó a fines de la década del 20, en tiempos de la segunda presidencia de Yrigoyen, y culminó en los años 40, durante el primer peronismo. El Día Internacional de lxs Trabajadores fue gradualmente oficializado, nacionalizado, normalizado, domesticado como Día del Trabajo, incluso como «Fiesta del Trabajo», es decir, como jornada donde se celebra –dentro de los límites que impone el capitalismo– la ocupación laboral en abstracto, sin distinciones sociales de ningún tipo, desde las faenas agrícolas de un peón rural hasta las especulaciones bursátiles de un broker.

Virginia Bolten

Solamente hay tres fotos de Virginia . Fue la primera mujer oradora en una concentración obrera, un 1° de mayo de 1890. Se atrevió a proclamar que la mujer no debía estar atada ni a un dios, ni a un patrón ni a un marido. Se animó a escribir en un diario, denunciando la explotación del trabajador. Y también a pelearse con la policia, a pesar de las balas y la celda, siempre hambrientas de obreros. Denunció la muerte del primer trabajador muerto por hacer una huelga: fue en Rosario (Argentina ), pero vendrían otros y ella lo sabía. Por ser lo que era, fue reprimida, encarcelada y desterrada.

Interculturalidad: una deuda pendiente en la agenda de las políticas educativas

Destacado

Como equipo intercultural del seminario de capacitación “Interculturalidad, Escuela y Derechos”, dependiente de la Escuela de Formación “Carlos Fuentealba” de ATEN (Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén), observamos con preocupación y expresamos públicamente nuestro repudio a lo publicado sobre el Pueblo Mapuce en el cuadernillo Seguimos educando, destinado a alumnxs de 1er grado de primaria y difundido por el Ministerio de Educación de la Nación.