10257016_725090707579112_7709490429247554510_oweb Cada día desaparece en Salta una superficie récord de monte nativo. A razón de 164 canchas de fútbol cada 24 horas. Aunque está vigente un ley que protege los bosques, en la provincia fueron arrasadas 358 mil hectáreas en seis años. “Esta semana nos avisaron que van a voltear 3000 hectáreas donde vivimos. Nadie nos preguntó. Y a nadie vamos a dejar pasar. Nosotros vivimos, nosotros morimos acá”, avisó Ramón Paz, de la Federación Wichí Ruta 81 de Salta. El motivo de la deforestación es el modelo agropecuario que avanza sobre el norte argentino.
 La Escuela de Antropología de la Universidad Nacional de Salta (UNSA) denunció que el despojo de la tierra conlleva al desplazamiento de pueblos originarios y campesinos a las periferias urbanas, y alertó: “Este avance sobre los derechos de los pueblos indígenas implica su extinción”.  En Argentina se producen el 4,3 por ciento del desmonte mundial.
Entrar y mirar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.