El golpe en Bolivia y un retorno a los dos demonios.

Autor: Pablo Scatizza

Marcha en Repudio al Golpe de Estado en Bolivia.

Durante los ochentas dominó en la Argentina una teoría hoy ya bastante conocida con la cual mirar lo sucedido durante la última dictadura cívico militar y sus años previos; una teoría que ponía en un mismo plano a la violencia puesta en práctica por las organizaciones guerrilleras con la desplegada por el aparato estatal y paraestatal. Se la conoció como la “teoría de los dos demonios”, y si bien fue institucionalizada de alguna manera a través de los decretos 157 y 158 sancionados en 1983 por el recién asumido presidente Raúl Alfonsín -decretos que ordenaban llevar a juicio a siete jefes guerrilleros y a las tres primeras Juntas Militares de la dictadura, respectivamente- y luego cristalizada en el prólogo del Nunca Más al comenzar diciendo que “durante la década del 70 la Argentina fue convulsionada por un terror que provenía tanto desde la extrema derecha como de la extrema izquierda”, estuvo presente en vísperas del golpe militar de 1976. Formó parte, incluso, del discurso de orden enunciado por las Fuerzas Armadas al momento arrebatar el poder, justificando con la figura del enfrentamiento de los dos extremos una intervención que devolvería al Estado el monopolio de la violencia. Una teoría que en estos años quiso retornar de la mano del macrismo, a pesar de estar perimida. Continuar leyendo