Los juicios por lesa humanidad, los ocultamiento familiares y las memorias viajeras.

Autor: Rolando Bel

75224859_1492494614234093_4313833257675259904_oLos juicios por lesa humanidad, los ocultamiento familiares y las memorias viajeras.

Todas las familias tienen secretos, a veces ominosos, otras veces utópicos. Y, quizás, a veces, los considerados ominosos por algunos y algunas se conviertan en utópicos para otros y otras. Provengo de una familia campesina, de la costa uruguayense de la provincia de Entre Ríos. Mi familia siempre fue orgullosa de su prosapia de origen francés, de su tradición católica –implícitamente anticomunista- y antiperonista. De niño vi como mis progenitores, tíos y tías festejaban el golpe de estado de 1976 y la posterior represión contra la subversión. Pocos años después, el emblemático Rastrojero familiar lucía una calcomanía que rezaba: Los argentinos somos derechos y humanos. Sin embargo, una tarde de otoño las certezas de mi infancia se hicieron añicos. Resulta que había venido de visita mi abuelo Chongo, en verdad se llamaba Osvaldo Esperidión y que, en esa época, su apodo carecía de la acepción actual, acompañado de otro anciano, también Bel que usaba una chalina de vicuña. Me es imposible olvidar la prenda: fue la primera vez que vi y toqué una, todavía recuerdo el roce suave y cálido de la misma. Continuar leyendo

A 100 AÑOS DEL NACIMIENTO DE JOHN W. COOKE.

Autor: Mariano Pacheco

Cooke (el Bebe Cooke; el Gordo Cooke) 74673195_2706836669381640_6720266466840543232_n                                                                  murió hace 51 años, producto de un cáncer de pulmón. Hoy se conmemora un siglo desde su nacimiento y referirnos a él puede parecer una referencia a una pieza de museo, o más bien, a un personaje simpático de una serie de Nettflix (no faltará quien tal vez lo confunda con un personaje de “Paeky Blinders”). ¿Qué sentido político tiene entonces recordarlo hoy, cuando Continuar leyendo

El golpe en Bolivia y un retorno a los dos demonios.

Autor: Pablo Scatizza

Marcha en Repudio al Golpe de Estado en Bolivia.

Durante los ochentas dominó en la Argentina una teoría hoy ya bastante conocida con la cual mirar lo sucedido durante la última dictadura cívico militar y sus años previos; una teoría que ponía en un mismo plano a la violencia puesta en práctica por las organizaciones guerrilleras con la desplegada por el aparato estatal y paraestatal. Se la conoció como la “teoría de los dos demonios”, y si bien fue institucionalizada de alguna manera a través de los decretos 157 y 158 sancionados en 1983 por el recién asumido presidente Raúl Alfonsín -decretos que ordenaban llevar a juicio a siete jefes guerrilleros y a las tres primeras Juntas Militares de la dictadura, respectivamente- y luego cristalizada en el prólogo del Nunca Más al comenzar diciendo que “durante la década del 70 la Argentina fue convulsionada por un terror que provenía tanto desde la extrema derecha como de la extrema izquierda”, estuvo presente en vísperas del golpe militar de 1976. Formó parte, incluso, del discurso de orden enunciado por las Fuerzas Armadas al momento arrebatar el poder, justificando con la figura del enfrentamiento de los dos extremos una intervención que devolvería al Estado el monopolio de la violencia. Una teoría que en estos años quiso retornar de la mano del macrismo, a pesar de estar perimida. Continuar leyendo