La cultura de la resistencia -Aten-

Autor: Marcelo Lafón
20180508_135212
.. Concomitante con todo ello, nos interesa agregar un elemento que, a nuestro criterio, ha signado la vida del sindicato. Ese factor es, un sustrato cultural común a todas las tendencias políticas que habitaron –y habitan- Aten; el multicolor abanico político que ha transitado (y transita) el sindicato, remite a un fondo cultural común; ese fondo común es el de la cultura de la resistencia (65). Desarrollada en adversas y trágicas condiciones históricas en el país, en la provincia había anclado particularmente en el terreno de la defensa de los derechos humanos y resultado ser relativamente eficaz al momento de enfrentar los planes de ajuste (el rechazo a la implementación de la estructura de la Ley Federal de Educación y la férrea y persistente defensa de la salud pública quizás sean sus mayores logros); válida y hasta eficaz en determinados momentos, fue capaz de rechazar, pero no de crear; afincada en lo que las circunstancias históricas le permitieron desarrolló “la oposición a…”, el “vamos contra…” mediante la unilateralidad en las formas de la lucha: el paro de actividades, el corte de puente. Y por lo mismo, entonces, es una cultura de la protesta que siempre corre detrás de las medidas dispuestas por el Estado y sus instituciones, con muchas dificultades para crear espacios y tiempos propios, una cultura de la reacción más que propositiva, con una visión binaria y voluntarista del funcionamiento social (buenos y malos, blanco o negro) que trae aparejado el enfrentar el conflicto social como si se estuviera en un continuo estado terminal; cultura de la abnegación, la entrega y el sacrificio militantes, marcada por el voluntarismo político de torcer el rumbo de las cosas haciendo de cada conflicto el escenario final de la historia y, por todo ello y sin proponérselo, más proclive -al decir de Tarcus- “a las derrotas heroicas que a los triunfos parciales”.

Continuar leyendo

El Mayo francés y la expansión del campo de lo posible

Autor: Mariano Pacheco

20180509_145256La creatividad del 68 francés puede verse y leerse con claridad al observar las gráficas y consignas de Mayo. El archi-conocido slogan “La barricada cierra la calle pero abre el camino” es emblemático porque señala, precisamente, no un camino, sino la voluntad de apertura a la invención de nuevos trayectos; abre las vías para una experimentación radical. Retrospectiva y perspectiva de unos cuantos días que conmovieron al mundo. Continuar leyendo