M ü n a K u x a n ü n-Un dolor intransferible

M ü n a    K u x a n ü n

Un dolor intransferible

La Nación Mapuche está de duelo. Un dolor intransferible nos embarga. Víctima de la represión estatal histórica que padecemos hemos perdido a un hermano de lucha solidario. Víctima de la violenta e ilegal represión a nuestros hermanos que luchan por la recuperación territorial de su espacio ocupado por el magnate capitalista internacional Luciano Benetton. Víctima del sangriento desalojo e invasión comunitaria perpetrados por Gendarmería Nacional. Víctima de la violencia colonialista iniciada por el Estado Argentino y sus gobiernos sobre la Nación Mapuche desde la invasión territorial mentirosamente llamada “Conquista del Desierto”. Víctima por solidarizar con esta lucha histórica del Pueblo Nación Mapuche. Víctima en definitiva de este conflicto histórico abierto por el despojo territorial del Estado contra la Nación Mapuche, Santiago Maldonado fue desaparecido y su cuerpo aparece ahora muerto. Se transforma así en la última de las víctimas a las que se le arranca la vida en esta historia de lucha por los derechos políticos y territoriales de la Nación Mapuche a ambos lados de la Cordillera de los Andes.

Continuar leyendo

Las cosas por su nombre: fue gendarmería

Autor: Andrea Barriga

22730348_1561794737222511_5058333180185599227_n

En el día de la fecha (31 de octubre de 2017), el diario La Nación deja evidenciado, una vez más, el discurso que pretende instalar en la sociedad respecto al accionar de gendarmería en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, una violenta represión que tuvo como saldo la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado. (Estrategia que denunciamos con anticipación en diferentes medios véase: http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/10/26/argentina-santiago-maldonado-la-larga-marcha-hacia-la-verdad/). Trabajan en el armado de un escenario en el cuál las víctimas pasan a ser victimarios. La nota publicada hace unas horas se titula: “Gendarmería: las cosas por su nombre” y el epígrafe reza: “Corresponde que quienes causaron tanto daño y dolor, de modo tan artero y equivocado, ahora expresen públicamente: Perdón, gendarmería”. Me cuesta continuar. Lo macabro no tiene límites. Veamos las cosas como son. Después analicemos quienes tienen que pedir perdón. Continuar leyendo